Cozumel, Quintana Roo, July 29, 2017


Rock, Surf y mucho calor fueron los elementos que alternaron para retomar los prefestejos de “Cozumel 500 años: Encuentro de dos Culturas”, con el Cozumel Surfing Festival 2017, que aglomeró a tres exponentes de la escena musical mexicana: Rikita Banana, The Cavernarios y Lost Acapulco. La sede fue el “Parque Benito Juárez”, la hora 8:00 de la noche. Este es un evento que Isla Cozumel, que a través de diversas Direcciones y Subdirecciones realizan, con el propósito de brindar a los cozumeleños, locales y visitantes, actividades para realizar durante el verano, a través de las artes, el deporte y la ecología.

La noche inició de maravilla con un saludo fraternal de la banda originaria de Mérida, Yucatán, Rikita Banana quienes se congratularon de poder ser parte de esta celebración ancestral y prendieron a los asistentes con su propuesta musical, ambientada en el Ska y el Punk Rock, géneros musicales que por lo general generan mucha adrenalina y ganas de bailar. ‘’No te sientas mal’’ fue uno de los temas que más gustó bailar a más de uno. Por alrededor de una hora nos llenaron de sus éxitos como ‘’Te Rogué’’ y ‘’Tal vez mañana’’.

El siguiente turno fue para The Cavernarios, que iniciaron con la canción “La fiesta en mis pantalones’’, seguido de ‘’Camino al varadero’’. Esta banda originaria de la Ciudad de México, tiene sus inicios en el Surf, el cual mezclan atinadamente con acordes muy rockeros, que si bien nos dan un sonido familiar; por aquellas bandas que iniciaron el movimiento Surf en México, logran imprimir su sello particular, haciendo bastante llamativa su propuesta. Misma que sin duda logró capturar la energía de las cientos de personas que, en el corazón de la ciudad, decidieron reunirse para bailar, cantar y pasarla bien.

Pasadas las 10:30 de la noche, el público impaciente ya esperaba a la última banda que cerró con broche de oro esta noche de “Festival de Surf y Rock” en el “Parque Benito Juárez”. Lost Acapulco, irrumpió en la escena y la respuesta de los asistentes no tardó en llegar, ya que en un abrir y cerrar de ojos, las máscaras de luchadores comenzaron a predominar del otro lado del escenario principal. “Frenesik”, “Demolición”, “Acapulco Golden”, el clásico “Surf Mongol”, y cerrando con el casi himno, que citando al maestro Roberto “Warpig” Muñoz, no venimos de tan lejos para no tocar “Olvidemos el Romance”.

La noche cerró de manera magistral y el público agradecido, aplaudió a la banda originaria de Acapulco, pionera en el género Surf en México y que ahora le añade a su historia, haber formado parte, junto con The Cavernarios y Rikita Banana, de los prefestejos de “Cozumel 500 años: El Encuentro de dos Culturas”.